Monthly Archives: marzo 2016

2 de Abril, Jornadas Contraculturales: Por la autogestión del arte y la cultura.

CartelNombreArregladoSI
Aquí tenéis el cartel de las Jornadas Contraculturales que hemos preparado para el 2 de Abril en el Teatro Buenaventura (CNT, C/ Baños nº 3).
Con ellas queremos reivindicar la autogestión del arte y la cultura, de forma que estas dejen estar controladas por el mercado y las instituciones, pues sabemos que el arte y la cultura también son armas políticas (además de una cuestión de ocio) que no podemos dejar que sigan utilizando en nuestra contra.
También es por ello que hemos decidido hacerlas totalmente participativas, en lugar de invitar a “estrellas” os invitamos a todes vosotres a que os apuntéis a las actividades que os apetezcan (recital, concierto, exposición…) y nos traigáis vuestro lo-que-sea (si contactáis con nosotres nos será más fácil organizarlo todo 😉 )
Agradecemos también al colectivo transfeminista Nenazas su colaboración con el comedor vegano.
¡Os esperamos a todes el día 2! ¡Salud y rebeldía!
¡Ah! y aquí va un texto para ir caldeando el ambiente
Esto es ante todo producto de la rabia de quienes no vemos como nuestras aspiraciones podrían encajar en sus urnas, en sus escaparates, nuestros cuerpos en sus maniquís, nuestras vidas en sus televisiones, nuestras mentes en sus escuelas, y que tampoco lo deseamos. De un puñado de personas que no nos resignamos a ser consumidores pasives de esta normalidad prefabricada como patos a los que van a hacer foi gras. Hablamos en plural porque somos muches y somos todes les que hemos sido, pero sobre todo porque ahora escribe la rabia de todes les que no nos habéis dejado ser.
Esto es algo que sale de repente, sin aviso ni permiso, y sin un fin concreto: quizá huir del vacío de esta vida programada, quizá aportar un granito de arena a la destrucción de una hegemonía cultural que nos ahoga, quizá las ganas de dejar de estar siempre a la contra y crear algo. Como deciamos es más bien un grito de rabia visceral, de desahogo, pero aunque instintivo, consciente, lleno de fuerza, combativo, de ganas de cambiar y de crear. La poca reflexión que hay detrás de esto es clara: cualquier cosa interesante, creativa, cualquier cosa que realmente llene de alguna forma nuestras aspiraciones o nos divierta, ocurre al margen de lo establecido, de esta mediocridad impuesta, del mercado, del poder, de la costumbre y de la norma. Siempre al margen, siempre, cuando no directamente en contra.
Por eso vamos a explotar. Porque estamos hartes de escuelas que castran nuestra creatividad, que nos homogeneizan y nos convierten en apáticos engranajes con la única finalidad de seguir haciendo girar la rueda productiva en la que la imaginación, la creatividad, la crítica no interesan: no se pueden vender, no se amoldan al sistema, lo cuestionan y muestran sus fisuras. Porque estamos cansades de este aburrimiento crónico  y este vacío, creados por quienes luego nos imponen el consumo de sus productos, fabricados en serie, plastificados y envueltos para regalo como única forma de llenarlo. Porque sus supuestas alternativas basadas únicamente en una estética superficial no son más que una forma de buscar nueves consumidores. Porque su arte, enclaustrada en museos, dista muy poco de ser un simple lujo para esnobs y un mecanismo de gentrificación. Porque su criminalización del arte callejero muestra como se les atraganta hasta la más mínima señal de espontaneidad y libertad.
Pero vamos a quedarnos parades. Queremos romper con la falacia de la propiedad intelectual y el ego limitante y narcisista, y desarrollar y gestionar colectivamente nuestra creatividad, al margen del mercado y las instituciones. Queremos expresarnos libremente, sin censura ni miedo a represalias. Queremos que las escuelas dejen de ser cárceles para nuestra imaginación y pasen a darle alas. Queremos que la cultura vuelva a la calle. Queremos dejar de ser tan solo espectadores pasives de este circo de luces y sombras (sobre todo sombras). Queremos ser protagonistas y no testigos en el escenario de nuestras vidas. Queremos la anarquía.

Crónica del I Congreso de la Federación Estudiantil Libertaria

(Català, Galego, Aragonés)

Durante el fin de semana de los días 11,12 y 13 de marzo transcurrió entre el Ateneo Libertario de Villaverde y el Centro Sociocultural Ágata (Madrid) el primer cogreso de la Federación Estudiantil Libertaria, tras haberse realizado en julio de 2014 el Congreso fundacional de la misma, donde distintos colectivos decidieron organizarse en común en torno a una Federación.

El Congreso ha servido como espacio de debate entre la militancia, ya que se han analizado las diferentes realidades locales con el objetivo de formar una visión global de las luchas en las que participan las agrupaciones de la FEL. A partir de este análisis se establece un debate en torno a cómo afrontar la realidad desde una perspectiva revolucionaria, qué acciones tomar hoy para hacer camino hacia una sociedad de personas libres e iguales, con el mundo de la enseñanza como un medio indispensable para transitar hacia nuestros anhelos de libertad. Fruto de estos debates se actualiza y se establece la Línea General de Actuación de la Federación, las propuestas estratégicas que desarrollarán las agrupaciones en su ámbito. La estrategia colectiva que sustenta el proyecto político de la FEL, revalidando nuestro compromiso por una educación universal, gratuita y crítica, fomentando las luchas desde un movimiento estudiantil autónomo y combativo y con la Gestión Comunitaria como idea fuerza en el medio plazo.

Además de cuestiones relacionadas con la lucha cotidiana, el Congreso también sirve para actualizar y adaptar la estructura de la Federación a las necesidades del momento. De esta manera, las agrupaciones han apostado por fortalecer la organización, sin dejar de lado la acción local. Encontrar el equilibrio entre la estructura federal y el trabajo local ha sido uno de los grandes ejes de debate.

Este encuentro también ha resultado fundamental para estrechar lazos entre la militancia de la Federación. Una militancia cambiante debido al carácter cíclico del estudiante, pero una militancia renovada y comprometida con un proyecto común. Se hizo patente la importancia dada a esa cohesión entre compañeras, al cuidado y apoyo mutuo de puertas para dentro, fundamental para poder llevar a cabo una militancia sana, donde las distintas sensibilidades puedan sentirse cómodas e integradas.

No podemos olvidarnos de agradecer enormemente su trabajo a la agrupación de Villaverde de la FEL, que cargaron con gran parte del peso organizativo por hacer de anfitriones, ala CNT Comarcal Sur por cedernos su espacio y tramitarnos la solicitud del Centro Sociocultural Ágata, donde tuvo lugar parte del Congreso, y al propio Centro Sociocultural por el espacio y darnos todas las facilidades. También agradecer el apoyo recibido desde otras organizaciones como Embat, Ikasle Abertzaleak, Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans o la Federación Anarquista de Gran Canaria.

Con todo ello asumimos con orgullo y alegría la tarea que nos hemos impuesto: la construcción de una enseñanza que nos ayude a transformar radicalmente la sociedad, no a perpetuarla.

Villaverde, Marzo de 2016.

¡Arriba las que luchan!

asamblea_cn      la_fabrika

 


Desde aquí puedes acceder a la lectura de las salutaciones que las organizaciones mencionadas realizaron.

Educar en feminismo para construir un mundo nuevo.

8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora. Veremos a Partidos, medios de comunicación e instituciones hacer bandera de la supuesta igualdad que disfrutamos gracias al modelo social en el que vivimos. Pero sabemos que esto no es más que un mero maquillaje institucional. Para las voces dominantes vivimos en sociedades libres de machismos, siendo este algo propio de países no desarrollados.

Presumen de que el machismo está por fin extinto, que lo que vemos son casos aislados. Por contra,nosotras no vamos a dejar que caiga en el olvido el hecho de que hemos sido y seguimos siendo invisibilizadas en la historia, en el espacio público. Que nos arrebatan una y otra vez el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Que seguimos cobrando menos por el mismo trabajo que realiza un hombre. Que nos vemos obligadas a compaginar el trabajo asalariado con el doméstico y de cuidados. Que seguimos siendo cosificadas. Que nos violan, que nos matan.

El patriarcado se ha encargado de dejarlo todo bien tejido: hemos aprendido desde pequeñas cuál era nuestro papel dentro de este sistema binario de géneros, que se aplica de manera rígida y violenta para que cada persona cumpla con lo esperado.

El machismo no está presente únicamente en el mundo laboral y la vida adulta, también lo está, y debe ser combatido, en la infancia y la educación. Se nos presenta siempre la escuela como garante de la igualdad, cuando es uno de los primeros lugares en que se nos empiezan a imponer los roles de género que de forma más sutil o más explicita son siempre patriarcales. Así vamos avanzando, subiendo niveles en el sistema educativo en el que gracias a la LOMCE, la Iglesia, institución patriarcal allá donde las haya, tiene cada vez más influencia y que sigue permitiendo la segregación por sexos en las escuelas.

Tampoco faltan los casos de acoso sexual, por parte de aquellos (alumnos o profesores) que creen que por el hecho de ser mujeres pueden opinar, juzgar o incluso disponer de nuestro cuerpo como les venga en gana. No hay programas ni protocolos para hacerles frente, y mucho menos para prevenirlos. Algo parecido ocurre con la prácticamente nula educación sexual que se nos ofrece: un par de charlas de una hora en las que en el mejor de los casos te enseñarán a poner un condón, pero en las que rara vez te hablarán de consentimiento.

Otro aspecto de la sociedad patriarcal que vemos plasmado en la educación es la división sexual de estudios como reflejo de la división sexual del trabajo. Así, aunque la elección de la carrera universitaria es personal, llevamos encima años de condicionamiento que nos inclinan hacia unas carreras relacionadas con los cuidados y que desembocan en trabajos similares a las tareas del hogar, aunque fuera de él, muy a menudo peor pagados que los “trabajos de hombres” o con mayor tasa de desempleo.

Sumando todo lo anterior, el paso de una mujer por el sistema educativo se parece más a un campo minado que a un camino de rosas. Y por si fuera poco, con las últimas reformas educativas (LOMCE, 3+2…) estamos ya sufriendo una precarización y un encarecimiento de los estudios que como siempre repercute con mayor fuerza en los colectivos más vulnerables, como somos las mujeres, las personas migrantes, las personas trans, etc.

Pero no nos conformamos, y si estamos doblemente oprimidas seremos doblemente rebeldes. Desde FEL seguiremos luchando contra el machismo y seguiremos desmontando el patriarcado y cualquier otra opresión, dentro y fuera de las aulas; con el ejemplo de tantas otras mujeres, de tantas otras feministas, recuperaremos lo que siglos de patriarcado nos han quitado.

¡Por una educación feminista y libre en una sociedad sin clases ni patriarcado!
¡Viva el 8 de marzo y la lucha feminista!

Además añadimos aquí el cartel de la manifestación del 8 de marzo, convocada por los colectivos feministas Nenazas y Mujeres En Rebeldía, a la que damos todo nuestro apoyo.

8m_Cartel

Y para poner el broche final subimos también estos carteles feministas que sacamos desde la FEL para uso libre:

¿Por qué rechazamos el sistema educativo actual? ¿Qué proponemos?

Subimos aquí el texto que repartimos en la inauguración del CSO Absenta II, y que seguiremos repartiendo en próximos actos y movilizaciones.

En el se desarrollan, de forma breve, una crítica al sistema educativo actual (privado o estatal) y nuestra propuesta en materia de educación: la autogestión y la pedagogía libertaria.

¿Por qué rechazamos el sistema educativo actual? ¿Qué proponemos?

pedagogia-libertaria

La FEL sobre las huelgas estudiantiles

(Català, Galego, Euskera)

Huelga: “Interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta“.

En el ámbito estudiantil esta definición no se asemeja a la realidad de los últimos años, no solo porque en ellas apenas participen trabajadoras, si no porque no persiguen la consecución de unos objetivos reales y alcanzables.

Todas hemos oído en muchas ocasiones a lo largo de los últimos cursos la palabra “huelga estudiantil”, y para muchos lo que ha significado es un día de descanso, en el mejor de los casos un día de manifestación contra tal ley o tal reforma; asumiendo, aún así que esa reforma o ley iba a ser aplicada, porque, al fin y al cabo nuestras fuerzas colectivas no daban para tanto.

¿Pero es posible conseguir cosas? ¿Sirven para algo las huelgas?.
Desde la FEL entendemos la huelga como una herramienta de presión que debe servir para conseguir los objetivos marcados por el movimiento. Unos objetivos de carácter inmediato, pero también ligados a demandas de gran calado.

La pregunta clave es ¿Qué podemos conseguir?, la siguiente pregunta es ¿Qué debemos hacer?
No nos gusta el 3+2, tampoco la LOMCE, ni la LOE, pero entendemos que no contamos con la capacidad de parar esas medidas con una “simple” huelga de estudiantes. Llevamos años de fracasos luchando contra distintas leyes y medidas, vaciando de contenido al concepto de huelga, quemando a la gente y demostrando una falsa inutilidad de la lucha y la movilización.

Vemos cómo el Sindicato de Estudiantes sigue convocando sin ton ni son, y vemos cómo surgen organizaciones que tratan de suplantarlo actuando de la misma forma: Convocando desde arriba sin ningún tipo de respeto por todas las estudiantes organizadas y movilizadas en sus asociaciones, colectivos o asambleas. Convocando “huelgas” como un mero reclamo publicitario de unas siglas.

Desde la FEL somos conscientes de la coyuntura en la que nos encontramos, inestabilidad política, tensiones territoriales, una agenda neoliberal imponiéndose y unos movimientos sociales que han sufrido fuertes bajas por la confianza depositada en las instituciones estatales. Toda protesta contra el Régimen contará con nuestras simpatías, pero no podemos aceptar las formas en las que se nos presentan estas protestas estudiantiles. Creemos en las movilizaciones que surgen de las necesidades colectivas del movimiento, de la organización de base en asambleas y asociaciones, nunca jamás de imposiciones desde arriba sin ningún tipo de diálogo previo.

Como FEL proponemos fomentar estas formas organizativas, plantear tablas reivindicativas materializables y mediante todo un abanico de acciones (huelgas, impagos, boicot, manifestaciones…) luchar por ellas de forma colectiva, junto con toda la comunidad educativa, a fin de acumular fuerzas y demostrar que la acción y movilización son útiles. Constituyendo desde las luchas estructuras conscientes que nos permitan avanzar posiciones hacia transformaciones sociales de calado y haciendo de estas luchas un asunto de orden público.

Aun así, somos conocedoras de la existencia de distintas realidades territoriales en el conjunto del Estado Español, con territorios como Catalunya donde la huelga se plantea desde perspectivas distintas a las arribistas de la convocatoria estatal. Queremos mostrar así nuestro apoyo y solidaridad a la convocatoria alternativa del SEPC y la FEA.

En todo esto trabajamos desde la Federación Estudiantil Libertaria.

Hacia una educación gratuita y universal bajo control comunitario.

¡Arriba las que luchan!